Sports

Édgar, solvencia y elegancia de regreso a su posición pure

  • EFE

Actualizado

El mediocentro defensivo Édgar González Estrada se ha asentado como futbolista en la élite sin hacer ruido, despacio, a fuego lento y con un sentido de la disciplina que lo ha llevado de regreso en la posición de central, agarrándose a la titularidad cuando todo apuntaba a que el pasado verano se encontraba en la rampa de salida.

Édgar encadenó ante el Getafe su segunda titularidad consecutiva tras la de la victoria ante Osasuna (1-3) y sólo le faltó la guinda del gol en un cabezazo que se le fue fuera por muy poco en una actuación de defensa veterano, solvente en la marca, disciplinado e inteligente en la posición y sobrado y fácil en la salida de la pelota desde atrás.

Las inercias suelen destacar los protagonistas de los partidos en los goleadores, en este caso con el doblete del brasileño William José, o en el relumbrón de figuras como el deslumbrante Nabil Fekir, o el cada vez en su mejor nivel William Carvalho, entre otros, en detrimento de la arquitectura defensiva.

Sin embargo, en la victoria bética ante el Getafe Édgar volvió a dar muestras de tener la solvencia de un veterano pese a la juventud de sus 24 años y de estar a punto cada vez que lo requiera Pellegrini, quien lo ha hecho en sus últimas alineaciones por las bajas por lesión de Víctor Ruiz y Marc Bartra y por sanción del argentino Germán Pezzella.

El espigado centrocampista de Sant Joan Despí (Barcelona) (1,93), llegó el pasado verano para ponerse a las órdenes de Manuel Pellegrini después de un año de cesión en el Oviedo, donde actuó como pivote, posición a la que se había reconvertido con Rubi. Y durante las concentraciones de pretemporada se ganó la confianza del cuerpo técnico.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button